Bienvenid@s!

El Credo de Buda

- No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos.
- No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo crean.
- No creáis en nada porque así lo hayan creído los sabios de otras épocas.
- No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os lo inspira.
- No creáis en lo que dicen las sagradas escrituras, sólo porque ellas lo digan.
- No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano.
- Creed únicamente en lo que vosotros mismos hayáis experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia.

BUDA

2013/04/21

Cristo Miguel. Tema: “Búscame en tu alma” Recibido por Oscar.

 


Alabama, EU de A, 18 de Febrero, 2011.
Cristo Miguel.
Tema: “Búscame en tu alma”

Recibido por Oscar.

Cristo Miguel: “¿Te sorprende que sea tan fácil ‘escuchar’ mis palabras? ¿No crees que como el creador de este universo y sus habitantes tengo el poder de comunicarme con todos y cada uno de mis hijos? En este mundo el conocimiento es todavía limitado pero la verdad está siendo revelada. Todos tienen acceso directo a Mi, en cualquier momento, en cualquier lugar, a través del regalo de mi Padre (el Ajustador del Pensamiento). Es otra manera mas en la que El hace contacto con sus criaturas. El me ha hablado a Mi y también les habla a ustedes y pueden estar seguros de que Mi oído y Su oído siempre están escuchando. Tanto el Padre como yo trabajamos para ustedes, dentro de ustedes y a través de ustedes. Es en vuestras labores creativas que nuestra influencia se manifiesta, cuando vuestros impulsos obedecen la voluntad del Padre, cuando vuestra frecuencia está en sintonía con la energía que sostiene el unvierso – el amor.

“El deseo de reconocimiento no es algo que forme parte de las personalidades divinas. Yo no me disgusto si me hablas pensando que soy mi Padre. El no se perturba si le hablas utilizando mi nombre. Somos uno, así como tu y yo somos uno. Mis palabras son sus palabras, pues son las mismas. Lo importante es que busques escucharnos y aquí estaremos para ti. Todo lo que piensas de mi. Todo lo que ves en mi y lo que admiras de mi, lo haces también con mi Padre. Si yo me regocijo con tus avances, el Padre lo hace también. Somos uno.

“¿Como es posible que dos personalidades sean una? La personalidad es el regalo de mi Padre y es lo que registra la experiencia a través del tiempo o a lo largo de la eternidad durante la vida. Un ser sin personalidad no puede saber cuanto ha crecido, cuanto ha cambiado o cuanta experiencia ha acumulado. Tu tienes una personalidad muy diferente a la mia, y sin embargo te digo que tu y yo somos uno. Lo que nos une es que venimos del mismo origen y ambos lograremos el mismo destino – Dios. Al lograr la armonía con El nos volvemos semejantes y una vez que hayas alcanzado la finalidad, en todas las situaciones que se nos presenten a lo largo y ancho del universo, tal vez actuemos de diferente manera, pero siempre haremos lo que el Padre haría si estuviese en nuestro lugar. Siempre habrá unidad de propósito.

“Búscame siempre que tu alma lo desee que yo responderé. Deja de buscarme allá afuera y encuéntrame dentro de tu corazón y tu mente, donde ¿tal vez pueda ser mas efectivo?

“Si, bromeo, el buen sentido del humor no desaparece jamás”.

 
Traducido por Perla Téllez Garza.
© Grupo de Progreso 11:11. Todos somos uno en nuestra Raíz Espiritual de origen — ABC-22, 1972.